Historia

UMBRAL nace de un agujero y del deseo… como casi todo nacimiento.

En este caso es causado por dos razones:

  • En la atención de la Seguridad Social no hay tiempo para la escucha y el acompañamiento necesarios para la cura de lo no físico, pero hay mucha psiquiatría y pastillaje.
  • En la atención privada –con una enorme diversidad de psicoterapias serias y de las otras- los precios son inaccesibles para una mayoría de la población.

Por lo que decidimos proponer un lugar donde la gente pudiese tener una atención adecuada por los honorarios que cada uno pueda pagar.

Cuatro que nos reunimos con esta idea, preguntábamos a los amigos-colegas psicoanalistas cuantos analizantes estarían dispuestos a recibir por "honorarios accesibles"; algunos decían uno, y otros cuatro o dos… Hicimos la primera lista de Atención Clínica con 12 profesionales. Luego, se fueron acercando los profesionales más jóvenes con mayor disponibilidad para recibir y algunos en comarcas y otras provincias catalanas. Hoy somos 140 trabajando en red.

Y creamos unos reglamentos para funcionar:

  • Protocolo de Derivación
  • Protocolo de Derivación desde Instituciones Públicas
  • Protocolo de Equipos Umbral para intervenciones en la comunidad

Como siempre ocurre con el psicoanálisis, no hay atención clínica sin estudio, formación o reflexión teórica sobre el ejercicio de la práctica profesional. Es así como los espacios de seminarios, grupos de estudio y supervisión se fueron generando. En ellos participan profesionales de Umbral y otros que no lo son pero se acercan para aprovechar, no sólo una buena formación sino también nuestros seminarios gratuitos o de bajos honorarios para ayudar también a los jóvenes profesionales en su recorrido formativo.

Esta Red necesita de profesionales que trabajen en la gestión, organización y creación de dispositivos de trabajo; y siempre han sido aquellos que lo desean. Se ha ido constituyendo un espacio de reunión de los psicoanalistas donde si alguien dice "¿por qué no hacemos....?" habrá de sostener su propuesta con sus actos, porque sabe que Umbral, no es un espacio que se rija por votación, por mayorías o minorías, sino por ideas que se pueden transformar en hechos si algunos otros responden a la propuesta.

Por ejemplo, "estaría bien hacer una página web", quien lo propuso coordinó el trabajo y hasta el diseñador (que no es un psicoanalista) ha trabajado por honorarios accesibles.

O "estaría bien tener un Espacio Clínico", o unas "jornadas", o un "grupo de estudio y lectura", y si hay colegas que apuesten a la propuesta, se lleva adelante. En la Red hay profesionales de otros campos: médicos, psiquiatras, sociólogos, logopedas, mediadores, que también atienden siguiendo esta norma.

Esto que nació entre migrantes de un país a otro y migrantes de una posición a otra ha ido creciendo de una manera que no deja de sorprendernos. Atendemos en 28 poblaciones de Cataluña y Baleares. Podemos llevar curas en 8 lenguas. Tenemos sede en Barcelona, Girona, Tarragona y Figueres

Umbral, no depende de subvenciones. El dinero que viene del o de los gobiernos exige cierto sometimiento a las condiciones que esas subvenciones imponen. Si una ONG recibe dinero de un gobierno ¿cómo puede sostenerse como no gubernamental? UMBRAL se mantiene con un aporte anual de cada profesional que no es fijo y cada uno también puede pagar lo que puede o desea. Así, sostenemos el pago de infraestructura: alquiler de salas para seminarios, pagos de secretaria o pagina web, etc y sostenemos algunas actividades, por ejemplo la supervisión a los Equipos UMBRAL de Intervenciones en la Comunidad, dado que los honorarios que se pagan en lo social nunca contemplan al supervisor.

Umbral, es un lugar de paso. Un nombre que señala distintas fronteras: entre los que llegan y los que están, entre lo consciente y lo inconsciente, entre lo particular y lo colectivo, entre lo subjetivo y lo cultural.

Esta idea, a posteriori, ha sido en el origen, el sueño de una analista hacia el fin de su cura. Tantos años hablando los sueños que el atravasamiento por el umbral puso este deseo primero en palabras y luego en acto. El encuentro con un lugar que contemple la alegría, no sólo el rigor y la seriedad en este trabajo que demasiado tiene de restos, sombras y fantasmas.

Un encuentro que intento contarle a otros para contar con otros y para que quienes sufren puedan contar con alguien que los ayude a contar…

 

Laura Kait

Idea original de UMBRAL

(Texto completo en Publicaciones, Psicoanalistas Escriben, "De un analista a otro por UMBRAL", Laura Kait)

 

 

 

 

Imprimir Email